viernes, 25 de mayo de 2012

Mil colores

Como aún sigo con el gancho en la mano y la caja donde tengo los amigurumis empieza a llenarse, me he puesto a hacer una manta con unas lanas que tengo hace tiempo y que quiero gastar de una vez... para renovar, obviamente...


Es una manta sencilla, pero muy colorida en la que se combinan cinco tiras de un color y una blanca. 


Para las que ya sabéis un poco de esto, os habréis dado cuenta de que es el mismo punto que los cuadritos de la abuela, pero esta vez hechos en línea recta, sobre una cadeneta de base en la primera fila. 


Ahora llevo, más o menos, 35 cm de ancho y tiene 1,40 metros de largo. 


La idea es tenerla lista para el próximo invierno. Ya veis, ahora que empieza el calor yo me pongo a pensar en ropa de abrigo... además de la manta, tengo ganas de hacerme una chaqueta con una lana preciosa que he tejido y deshecho dos veces cuando ya me quedaba poco para terminar. No terminaba de gustarme, así que a tirar del hilo... jeje. 


7 comentarios:

Elena dijo...

Viva el colorido, me gusta mucho, pero mucho...........eres una artistaza. Un besote

La canaria

Floreal dijo...

Pero que vicio tienes!!! es un vicio bueno, pero lo tienes, (lo tenemos). Me encanta, ya lo sabes!! y la parejita es preciosa, me gustan mucho los ojillos bordados!

Carolina dijo...

Es preciosa!!!, me encantan las mantas hechas con restos...

Oye, menuda colección de amigurimis tienes eh, como crece la familia...

Bss.

paqui dijo...

Qué chula !! por lo que se aprecia en la foto es una preciosidad !!
Besitos

DORIS dijo...

Es una adicción muy saludable, será la única que no nos afecta.
Los colores me fascinan, y si empiezas desde YA, tendrás una calentita manta para los días de invierno.
un beso

Cristina dijo...

Me encanta, me encanta y me encanta!! Me gusta la idea de poner alegría y colorido al gris invierno y seguro que esta manta cumple de sobra ese cometido.
Un besote!

Mavivi dijo...

Que bonitos colores,me encanta la manta, por cierto ya nos mostrara como te quedo la flor del proyecto compartido.
Un abrazo