miércoles, 24 de octubre de 2012

El diablo...

Rojo, con cuernos, un tridente... no hay diablo al que le falten estas características y este no iba a ser menos.


Además le he añadido esa capa negra que veis para hacerlo más terrorífico. 


Aunque al menos hacía dos meses que lo había empezado, de hecho el osito estaba hasta cosido a falta de los detalles, no ha sido hasta ayer cuando lo he convertido en un diablo: a tiempo para Halloween. 


Lo cierto es que esa carita da poco miedo, no os parece??? 


Si os fijáis bien, veréis que también el tridente es de ganchillo, así que tampoco pinchará mucho. 


Se podría decir que es un diablo bueno o eso no existe??? 


10 comentarios:

Dolores dijo...

La verdad que ya no sé que adjetivos darle a tus "obras", me tendré que repetir... este diablillo es alucinante.

Un abrazo.


Lola Valdívia

Floreal dijo...

Con esa capa! Terrorífico!

Beleth dijo...

Preciosísimo! y muy adecuado para las fechas que se acercan~

Marieta dijo...

uyysss que caritaaaaa

besossss

Susan dijo...

me encanta el diablito.
Saluditos

Angelita dijo...

Muy lindo!! me encanta como te quedo!!! te felicito.. un abrazo y que tengas un buen día

misperendengues dijo...

Jaja, cómo mola! el tridente ye lo mejor. Seguro que es bueno; no hay hadas malas y brujas buenas? Besos

Supernovas dijo...

Pues si los diablos buenos no existen, tú lo has creado. Porque menuda moneria!!!

Cristina dijo...

Es un osito con aspiraciones a diablillo, pero seguro que en cuanto le des un par de cariñitos se vuelve manso, manso ^^
Besotes!

Digna dijo...

Pero que diablillo más mono. Esos ojillos ya dicen que sólo está para hacer diabluras.
Besos,